El matri fue genial, pero ahora, ¿qué haces con todas tus cosas? ¡No te empantanes con tus pertenencias! Sigue estos consejos para simplificar el proceso.

Bien, te acabas de casar, y ahora están todas estas … cosas. Tus cosas, sus cosas, abundantes regalos de matrimonio … ¿Qué vas a hacer con todo eso? A veces es bastante fácil decidir de qué deshacerse (mirando tu  póster de Metallica), Pero ocasionalmente tomar estas decisiones puede ser una gran fuente de estrés para los recién casados. Revisa los siguientes consejos para comenzar bien tu vida matrimonial.

 

 

Comienza con lo que debe tener

Revisa tus artículos con tu pareja y elige las cosas de las que simplemente no puedes separarse. Permítele hacer lo mismo. Puedes encontrar que está de acuerdo en muchos de los puntos, pero otros requieren un poco más de discusión. Debes estar  dispuesto a comprometerte con las cosas que no son necesarias. Esto debería darle una buena idea de cuántas cosas habrá en tu nuevo hogar.

 

 

Elimina los duplicados

Combinar pertenencias a menudo significa que terminarás con dos o tres del mismo artículos. En lugar de mover todo y averiguarlo más tarde, primero revisa tus pertenencias y empareja los duplicados. A partir de ahí, elegir cuál conservar debería ser bastante sencillo. Luego, puedes donar o vender sus duplicados por un poco de dinero extra.

 

 

Ten cuidado con el espacio del closet

Para algunas parejas casadas, la combinación de closets puede ser un shock para el sistema. Tal vez no se dio cuenta de cuántos zapatos tiene tu pareja, o tal vez no entendieron completamente cuán profundo es su amor por los coleccionables de Star Wars. No importa el caso, hay muchas soluciones para hacer más espacio en el armario. Arrienda una unidad de almacenamiento, invierte en contenedores que ahorren espacio o realiza una venta de garaje para ordenar tus closets con anticipación.

 

 

 

Empieza de nuevo con muebles funcionales

Si se van a vivir juntos a un espacio, se demostrará rápidamente qué muebles funcionan con la nueva disposición y cuáles no. Incluso puedes encontrar que ni tus piezas ni las de tu pareja funcionan en su espacio recién compartido. En este caso, considera vender o almacenar tus muebles viejos y comenzar de nuevo con elementos funcionales que tienen almacenamiento incorporado, como armazones de cama con cajones o mesas de café de varios niveles. Esto no solo te dará más espacio, sino que también le dará a tu lugar una nueva energía para el comienzo de la vida matrimonial.

Pablo Crovetto
Pablo Crovetto
Growth Marketing Manager

Compartir